Sus Majestades los Reyes presiden la inauguración de la temporada 2018-2019 del Teatro Real
Sus Majestades los Reyes presiden la inauguración de la temporada 2018-2019 del Teatro Real 19 de septiembre de 2018
Sus Majestades los Reyes asisten en estos momentos, en el Teatro Real, a la inauguración de la 22ª temporada de ópera, que comienza con la representación de la ópera Faust, de Charles Gounod, en una nueva coproducción del Teatro Real con dirección musical de Dan Ettinger y dirección de escena de Àlex Ollé, La Fura dels Baus.
 
Sus Majestades han sido recibidos a su llegada por Ana Pastor, Presidenta del Congreso de los Diputados, Carmen Calvo, Vicepresidenta del Gobierno, Luis Planas, Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, José Guirao, Ministro de Cultura y Deporte,  Ángel Garrido, Presidente de la Comunidad de Madrid,  Gregorio Marañón, Presidente del Teatro Real e  Ignacio García-Belenguer, Director General del Teatro Real.

El Teatro Real culminará la celebración de los 200 años de su fundación con la Temporada 2018-2019, cuya programación crece con una mirada hacia el pasado y un paso firme hacia el futuro, completando una parte de su proyecto artístico y asumiendo nuevos retos e iniciativas capaces de seducir a todos los públicos. El sueño que nacía en 2016 con el afán de recuperar y aumentar el repertorio, abrirse a nuevos públicos y diversificar la oferta cultural, ve cumplidas muchas de sus expectativas.

Estrenada en el Théâtre Lyrique de París, el 19 de marzo de 1859, Faust, de Charles Gounod, se ha impuesto poco a poco en el repertorio operístico. La obra se aleja de la grandilocuencia de la grand opéra francesa, ha seducido al público, que se deleita con la belleza de las melodías, la orquestación refinada, las formidables partes corales, el contraste entre los números, el sarcasmo de algunos diálogos y la delicadeza de las escenas de carácter más intimista.
 
Àlex Ollé, que aborda por cuarta vez el mito de Fausto a lo largo de su carrera en La Fura dels Baus ─después de F@ust 3.0 (1997), La damnation de Faust, de Hector Berlioz (1999) y la película Fausto 5.0 (2001)─ se aleja de la lectura más superficial de la partitura, ahondando en la cuestión que atraviesa toda la obra de Goethe: la búsqueda de la vida no vivida
 
Junto al escenógrafo Alfons Flores recurre a artificios dramatúrgicos de gran eficacia teatral, colocando a Fausto en un laboratorio, donde trabaja en un inmenso ordenador que simula el cerebro humano, con sus trampas y fantasías, del que van surgiendo arquetipos de la sociedad actual, muy reconocibles por el público.
 
Valentina Carrasco (colaboradora en la dirección de escena), Lluc Castells (figurinista) y Urs Shönebaum (iluminador), han creado una producción inventiva, sarcástica y espectacular, que cuenta con la complicidad de un doble reparto que en la noche de hoy está protagonizado por el tenor Piotr Beczala, la soprano Marina Rebeka en el papel de Marguerite, el barítono Luca Pisaroni, como Méphistophélès; Stéphane Degout, como Valentin; y la soprano Serena Malfi  en el papel travestido de Siébel.
 
La dirección musical será del maestro israelí Dan Ettinger, que debuta en Madrid al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real y la preparación del coro, con gran protagonismo en la partitura de Gounod, está a cargo, como siempre, de su director Andrés Máspero.
 
Estrenada en el Teatro Real en 1865, seis años después de su fría première en Paris, Faust sedujo desde entonces al público de Madrid, siendo una de las óperas más representadas hasta el cierre del teatro en 1925. Desde su reapertura se han ofrecido 10 funciones, en febrero de 2003, con una producción de homenaje a Gotz Friedrich. Faust vuelve al Teatro Real 15 años después, con una dramaturgia que aportará una nueva lectura de la inagotable riqueza de este mito universal.