"Tristan und Isolde" abre la programación de ópera del Teatro Real en 2014 9 de enero de 2014

La celebrada producción de Peter Sellars y Bill Viola para la Ópera de París en 2005, se representará en 8 funciones en el escenario del Teatro Real entre el 12 de enero y el 8 de febrero.

El Teatro Real presentará, entre los días 12 de enero y 8 de febrero, a las 18.00 horas (y no a las 20.00 horas, como es habitual), ocho funciones de Tristan und Isolde, de Richard Wagner, en la aclamada producción concebida por Peter Sellars y Bill Viola para la Ópera de París en 2005.
La leyenda medieval de Tristán e Isolda, que Wagner utilizó para su drama musical en tres actos, estrenado en Munich en 1865, plantea la extrema tensión que lleva a la pareja de amantes protagonistas a romper todas las normas morales y religiosas, poseídos por el hechizo de un filtro fatal, trasunto simbólico de la pasión que los consume.
En este camino de anhelo, perdición, purificación y trascendencia, que impulsa el devenir de la acción dramática y lleva la música a los límites de la tonalidad, late la vivencia amorosa de Wagner, en su relación “prohibida” con la joven Mathilde Wesendonck y aflora la honda influencia del pensamiento filosófico de Arthur Shopenhauer (1788-1860), cuyo libro El mundo como voluntad de representación, Wagner leyó cuatro veces antes del inicio de la partitura. 
La concepción wagneriana del arte total como confluencia de palabra, música, imagen y gesto, la utilización del mito en su dimensión universal y primigenia, la melodía infinita y la espiritualidad religiosa, se ajustan a la propuesta artística de Bill Viola, que insinúa poéticamente las contradicciones ontológicas del amor en sus múltiples dimensiones.
El espacio escénico creado por el videoartista estadounidense para la sublime obra de Wagner, con el desdoblamiento de los dos amantes en figuras terrenales y espectros celestiales, y su camino desde la purificación hasta la “disolución de uno mismo”, ha provocado un enorme impacto en los espectadores que ya han podido contemplarla tras su paso por Los Angeles, Nueva York, Rotterdam, Londres, Birmingham, Lucerna, Dortmund, Helsinki, Estocolmo y Toronto (en esta última ciudad con la dirección escénica de Peter Sellars, tal como se estrenó en París).
El tenor Robert Dean Smith, vuelve a encarnar a Tristan en el Teatro Real, después de haber cantado este papel junto a Waltraud Meier en la producción dirigida por Lluis Pasqual en 2008. Actuará junto a la soprano lituana Violeta Urmana quien, en el escenario del Real, ha interpretado a algunas de las más importantes heroínas operísticas: La Gioconda, Santuzza (Cavalleria rusticana), Amelia (Un ballo in maschera), Tosca, Norma y Lady Macbeth (Macbeth).  Franz-Josef Selig (rey Marke) interpretó el papel de Arkel, de Pelléas et Mélisande, en 2002 y 2011. También Ekaterina Gubanova (Brangäne) regresa al Real, después de su participación en Les contes d’Hoffmann en 2006. Completan el reparto Jukka Rasilainen (Kurwenal), Nabil Suliman (Melot), Alfredo Nigro (un pastor y voz de un joven marinero) y César San Martín (un timonel).
Tristan und Isolde traerá al teatro, una vez más, al director musical francés Marc Piollet, en esta ocasión sustituyendo a Teodor Currentzis, quien canceló su participación en la ópera por motivos de salud. Estará al frente del Coro y Orquesta Titulares del Teatro Real, que ha dirigido en C(h)œurs, Don Quichotte y en la reciente producción de L’elisir d’amore.
Coincidiendo con las funciones de Tristan und Isolde, el Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando ofrecerá, entre los días 11 de enero y 30 de marzo la exposición Bill Viola [en diálogo], que se articula en torno a cuatro videoinstalaciones del artista estadounidense: Dolorosa (2000), The Quintet of the Silent (2000), Silent Mountain (2001) y Surrender (2001). Las imágenes de Viola dialogarán  con obras maestras de José de Ribera, Alonso Cano, Zurbarán, El Greco y Goya, así como con la talla polícroma de la Dolorosa, del escultor barroco Pedro de Mena.