Literatura cantada: el Real se suma a otro proyecto con el Google Cultural Institute
Literatura cantada: el Real se suma a otro proyecto con el Google Cultural Institute 10 de junio de 2016

A través de una exposición virtual, el Teatro Real recorre el impacto que ha tenido Miguel de Cervantes en la ópera, como parte del proyecto 'Las rutas de Cervantes' de Google con el aporoy del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes

El Teatro Real se ha sumado al proyecto del Google Cultural Institute con el apoyo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, “Las Rutas de Cervantes”, una de las más completas muestras virtuales de Miguel de Cervantes hasta la fecha, en colaboración con 8 instituciones culturales españolas. Se trata de más de 1.000 archivos -entre fotografías, vídeos y paseos virtuales- que comprenden la vida y obra del escritor más célebre de todos los tiempos.

Bajo el título “Literatura cantada”, recorremos con una exposición formada por imágenes y fragmentos de vídeo el impacto de la obra de Cervantes en la ópera, a través de las ópera inspiradas en el Quijote que se han programado en el Teatro Real desde su reapertura en 1997.

Con motivo del 400º aniversario de la muerte de Cervantes que se conmemora este año, el Real ha programado esta temporada 2015/2016 dos óperas basadas en el Quijote: El caballero de la triste figura (2003), de Tomás Marco, en coproducción con los Teatros del Canal, y El retablo de Maese Pedro (1923).

Esta magnífica producción con música de Manuel de Falla, realizada con las marionetas gigantes de la Compañía de Títeres Etcétera, ha podido verse en más de 600 centros escolares este pasado febrero gracias a una gran retransmisión-

Imágenes y contenidos de estas dos óperas se complementan con óperas anteriores, como la versión en concierto de ‘Don Quichotte’ (1910), de Jules Massenet, dirigida por Marc Piollet. Dos estrenos mundiales inspiradas en el Ingenioso Hidalgo completan la exposición: Don Quijote (2000) de Cristóbal Halffter, con una impresionante y memorable puesta en escena de Herbert Wernicke, y Dulcinea (2006), de Mauricio Sotelo, con una propuesta escénica de Gustavo Tambascio que traslada el poder y la fuerza de la imaginación que encierra la obra de Cervantes al público más joven.
Junto al Teatro Real, Acción Cultural Española, Agencia EFE, Archivos Estatales, Asociación Española de Pintores y Escultores, Museo Casa Cervantes de Valladolid, Museo Casa Natal de Cervantes, y la Real Academia Española han colaborado estrechamente en el proyecto, que tiene por objetivo revivir la persona de Cervantes, su prolífica obra y su trascendencia en la cultura hispana e internacional, en el marco del 400º aniversario de su muerte.