"La bella durmiente" despierta la nueva temporada del Teatro Real 3 de septiembre de 2015

El Staatsballett Berlin se presenta en Madrid con un programa doble, entre el ballet clásico y la danza contemporánea

El Teatro Real inaugura su Temporada 2015-2016 el 4 de septiembre con la presencia en su escenario del Staatsballett Berlin, dirigido en la actualidad por Nacho Duato. La compañía alemana ha asumido el reto ofreciendo dos programas distintos en los que interpretarán una nueva versión de La bella durmiente, los días 4, 5 y 6 de septiembre, con coreografía de su director artístico y la participación de la Orquesta Titular del Teatro Real dirigida por Pedro Alcalde, y otro compuesto también por obras de Duato y de Marco Goecke, los días 8 y 9 de septiembre.
 
Nacho Duato, uno de los coreógrafos más reconocidos del mundo, ha aportado la amplitud de su creatividad a una compañía firmemente arraigada en el repertorio clásico, pero con la gran capacidad de ejecutar obras neoclásicas y contemporáneas.

La idea de elaborar un nuevo trabajo para La bella durmiente nace de un encargo del Teatro Mikhailovsky de San Petersburgo. Duato revisa las coreografías clásicas y piensa en configurar una nueva estructura narrativa que se ajuste a las cualidades de sus bailarines, en una forma de contar la historia del cuento clásico en un contexto más sintético y dinámico. El resultado es un ballet que consigue mantener la tensión a lo largo de toda la obra, reforzando la presencia de los malos de la historia, con escenas sugerentes, algunos toques de humor y movimientos que permiten a los solistas hacer una exhibición de sus extraordinarias cualidades, todo ello sin renunciar al romanticismo esencial de la composición de Chaikovski.

Los días 8 y 9 de septiembre la compañía interpretará un programa contemporáneo compuesto por las coreografías And the Sky on that Cloudy Old Day, de Marco Goecke, Static Time y White Darkness, ambas de Nacho Duato.

Static Time es la primera coreografía de Nacho Duato para el Staatsballett Berlin, estrenada el pasado mes de mayo. Con música de Rajmáninov, Mozart, Schubert y electrónica de los compositores Pedro Alcalde y Sergio Caballero, dos bailarines exploran los temas de la memoria, las despedidas, los reencuentros y la eternidad, que en algún momento ocupan la existencia del ser humano.

Marco Goecke, responsable también de la escenografía y el vestuario, se inspira en la obra orquestal de John Adams Guide to Strange Places, quien a su vez parte del pequeño libro de viajes Guide noir de la Provence mystérieuse, que describía lugares geográficos, históricos y secretos de la Provenza francesa. Con la misma curiosidad del viajero, el coreógrafo alemán adentra a los bailarines en recorridos desconocidos e inusuales, reflejando las impresiones y sentimientos que éstos les provocan, “lugares en los que a veces se reúnen con el miedo, pero también con la curiosidad“, en palabras de Goecke.

Estrenada en 2001 por la Compañía Nacional de Danza, White Darkness, de Nacho Duato, será la obra encargada de cerrar las veladas contemporáneas. Concebida como un réquiem  a la muerte de su hermana, la coreografía muestra de forma muy visual el drama de los jóvenes atrapados por las drogas, el viaje a la profunda oscuridad destructora y reflexiona sobre sus efectos en el individuo y la sociedad. Inquietante, como los hechos que se narran, resulta la música de Karl Jenkins, del que Duato ha seleccionado su Cuarteto de cuerda núm. 2 y las Variaciones Adiemus.

Más información en este enlace.