El influjo de Shakespeare en el Barroco musical 23 de febrero de 2016

El Teatro Real rinde homenaje a William Shakespeare con un atractivo concierto monográfico el próximo viernes, 26 de febrero, a las 20 horas

En el marco de las conmemoraciones del cuarto centenario de la muerte de William Shakespeare (1564-1616),  el Teatro Real ofrecerá un concierto con la soprano Maria Grazia Schiavo y la prestigiosa orquesta Les Talens Lyriques, bajo la dirección del clavecinista y director francés Christophe Rousset.
 
Para este homenaje musical se han elegido obras inspiradas en comedias y dramas del genial escritor inglés a lo largo de los siglos XVII y XVIII, tamizadas y recreadas por los libretistas de cada período, y dentro de los dictámenes musicales y estéticos de las distintas épocas.
 
Así, a lo largo de este atractivo concierto titulado Music for a While - A Tribute to Shakespeare, se podrá disfrutar de la evolución del gusto musical europeo desde el singular barroco inglés de Henry Purcell (1659-1695) a los albores del Clasicismo del alemán Carl Heinrich Graun (1704-1759) con la creciente influencia de la ópera italiana, que sedujo al público de toda Europa.
 
Abre el programa la música de Purcell: tres piezas de la fabulosa semiópera The Fairy Queen (La reina de las hadas), basada en una adaptación de la comedia El sueño de una noche de verano,  y un recitativo y aria de The Tempest (La tempestad), en la que el compositor da voz a los habitantes de la isla encantada de Próspero, “llena de rumores, ruidos y melodías que deleitan y no hieren”, como escribió Shakespeare.
 
Sin salir de Inglaterra, pero ya con el soplo de la ópera italiana, siguen la obertura y dos arias de Giulio Cesare in Egitto (Julio César en Egipto), la más célebre ópera heroica de Georg Friedrich Händel (1685-1759), que se aleja de las tragedias históricas de Shakespeare Julio César y Antonio y Cleopatra para concentrarse en la relación de amor y lujuria entre el dictador romano y  Cleopatra.
 
La primera parte concluye entre Inglaterra e Italia, con el compositor y violinista italiano Francesco Maria Veracini (1690-1768), cuya carrera trascurrió en los dos países. Con su último melodrama, Rosalinda, se despidió de la capital inglesa, rescatando a la salvaje y valiente heroína de la comedia shakesperiana Como gustéis.
 
Con Carl Heinrich Graun (1704-1759) cruzamos el mar del Norte y avanzamos en el tiempo, pero sigue el influjo creciente de la música italiana. Este afamado tenor y prolífico compositor fue una de las figuras más relevantes en la transición entre el Barroco y el Clasicismo como denota su ópera Coriolano, de la que se interpretará la obertura y una aria y recitativo.
 
La velada concluirá con fragmentos de Romeo und Julie, del compositor checo Georg Anton Benda (1722-1795) que mezcla los preceptos del melodrama italiano con la parte más dramática y oscura de la obra homónima de Shakespeare, floreciendo en un curioso singspiel, desprovisto de toda la comicidad original de la obra.