10 cosas que debes saber sobre 'Otello'
10 cosas que debes saber sobre 'Otello' 12 de septiembre de 2016

Después de Aida parecía que la actividad operística de Verdi había cesado. Pero la insistencia del editor Giulio Ricordi, que se había encargado de las ediciones de varias óperas verdianas, consiguió con la ayuda del libretista y compositor Arrigo Boito, convencer a Verdi para volver al teatro. Finalmente, Otello se estrenó quince años después, cuando Verdi tenía ya 74 años.

  1. 1. Arrigo Boito, el libretista de Otello realizó una labor de cambio, variación y modificación, más que de adaptación, del original inglés de William Shakespeare. Además, redujo los 3.500 versos del original a solo 800, siendo el cambio más importante la supresión de todo el primer acto.
  2. 2. Es extremadamente difícil completar un buen reparto de Otello. Verdi siempre fue muy exigente con las voces y no terminaba de encontrar un elenco adecuado en una época en la que abundaban las grandes voces.
  3. 3. Como decía José Luis Pinillos, Académico de la RAE: “La pasión de los celos es de origen divino: la sufrieron los dioses antes que los hombres. Hasta tal punto han transcendido a la obra los celos de Otello por su amada Desdemona, que la celotipia, los celos patológicos provocados por una infidelidad, recibe el nombre de Síndrome de Otelo”.
  4. 4. En pocas ocasiones se ha escrito tanto sobre la relación entre un músico y un escritor: Verdi y Shakespeare. Se trata de dos creadores fundamentales de la historia del arte occidental y entre ellos existe una evidente conexión. Tres óperas de Verdi toman como punto de partida dramas shakesperianos: Macbeth, Otello y Falstaff.
  5. 5. Plácido Domingo obtuvo en la Staatsoper de Viena en 1991 una de las mayores ovaciones de la historia por su interpretación de Otello: hasta 80 minutos de aplausos.
  6. 6. La correspondencia entre Verdi y su último libretista, Arrigo Boito, contiene varios momentos desafortunados. En las primeras cartas sobre Otello, ambos se refieren jocosamente a su nuevo proyecto como «preparando el chocolate». El hecho de que libretista y compositor eligieran caracterizar este proyecto en términos raciales no debería sorprendernos: de toda la obra de Shakespeare, era precisamente este tema el que había resultado más controvertido para la Europa del siglo XIX.
  7. 7. En la descripción de los personajes que Verdi proporcionó para un libro sobre la producción de Otello y que su editor Giulio Ricordi publicó a colación de la primera función, el compositor comienza describiendo a Desdemona con una severa y terrenal reprimenda a su previsible coquetería femenina: «Se aconseja a las mujeres que interpreten este papel que no caigan en apariencias pícaras, no muevan demasiado su cuerpo ni sus brazos, no caminen con pasos largos, no busquen el llamado “efecto”».
  8. 8. Para Verdi, «De igual manera que Otello, ya sea como guerrero, como amante apasionado, como hombre destrozado hasta llegar a la mezquindad, como salvaje debe cantar y rugir, Desdemona debe cantar, siempre cantar».
  9. 9. Arrigo Boito describió a Otello simplemente como «moro», una frase de una sola palabra que marcó su protagonismo a través de su raza, por encima de cualquier otra característica. [...] Verdi, con el léxico prácticamente infinito de la música a su disposición, no hizo algo tan definitivo.
  10. 10. Tras la primera representación, el público requirió que Verdi apareciera en el escenario en 15 ocasiones, gritando en el saludo final vítores de “Viva Verdi”.