10 cosas que debes saber sobre 'El holandés errante'
10 cosas que debes saber sobre 'El holandés errante' 13 de diciembre de 2016

"La fidelidad hasta la muerte que Senta promete es una fidelidad que sólo puede realizarse en la muerte: una muerte que no solamente imprime la conformación de su sello, sino que establece incluso su substancia única y más profunda."
Carl Dahlhaus

 

  1. 1.  En 1839 Wagner pasaba por una época agitada y difícil, y se encontraba en la ruina. Tres años antes se había casado con Minna Planner, una cantante y actriz, que le abandonó para irse con un comerciante rico porque su marido no tenía dinero ni perspectivas de empleo. Cuando Wagner fue nombrado director del teatro de Riga, Minna volvió con él, pero siguieron con graves problemas económicos.
  2. 2. En julio de 1839 Richard Wagner y Minna huyeron precipitadamente de sus acreedores, rumbo a Londres, en un accidentado viaje por mar a bordo del Thetis, un velero de poco tonelaje que no estaba preparado para realizar largas travesías. En vez de una semana, el viaje duró tres. 
  3. 3. Wagner creyó distinguir junto al Thetis un barco que pronto se perdió en la oscuridad de la noche y que los marineros temieron que pudiera tratarse del buque fantasma de la leyenda del holandés errante. La tempestad arreció, las olas arrancaron el mascarón de proa del bergantín y los asustados marineros hicieron responsables a los pasajeros clandestinos de la pérdida de aquel símbolo protector. Las intensas vivencias de este viaje fueron el factor decisivo que impulsó a Wagner a componer la ópera, y contribuyeron a perfilar el inconfundible color poético y musical de El holandés errante.
  4. 4. La principal fuente de inspiración de Wagner para El holandés errante fue la obra de Heinrich Heine titulada De las memorias del señor de Schnabelewopski, donde se menciona al personaje del fantasmagórico navegante holandés en un par de ocasiones, y que el autor de Tristán e Isolda había leído en su juventud.
  5. 5. En 1840 Wagner se trasladó a París y terminó la primera versión del libreto con el título de El buque fantasma. La penuria económica por la que atravesaba le obligó a venderlo por solo 500 francos al director de la Opera de París, quien encargó la realización del libreto, en francés, a Paul Foucher y la música a Louis-Philippe Dietsch. Le vaisseau fantôme fue estrenada en París en noviembre de 1842 sin pena ni gloria, y cayó enseguida en el olvido.
  6. 6. La tenacidad del maestro conseguiría que la obra se estrenara, en alemán y con el nuevo título de Der fliegende Holländer (El holandés errante), el día 2 de enero de 1843 en Dresde, siendo recibida fríamente por el público y la crítica. Wagner lo achacó a la falta de pericia de los cantantes. Sin embargo, la première en Berlín cosechó una buena acogida y consiguió que los grandes teatros europeos la programasen con cierta asiduidad.
  7. 7. Después de su estreno en Dresde, el compositor volvió muchas veces sobre esta partitura, modificando parte de la orquestación en 1852, escribiendo un nuevo final para la obertura, y añadiendo después pasajes escritos en el estilo cromático utilizado en Tristán e Isolda
  8. 8. Existen varias versiones de la ópera. La puesta en escena en uno o en tres actos es la diferencia principal. Lo cierto es que Richard Wagner siempre escenificó la ópera en tres actos después del estreno, y fue Cósima, su segunda mujer, la que en 1901 decidió volver a la versión original en un solo acto.
  9. 9. El holandés errante, la cuarta ópera del compositor y la primera de las tres óperas románticas que Wagner compondría entre 1841 y 1850, supuso un paso de gigante en la evolución artística del autor, que daría fruto en sus dramas musicales posteriores a 1850. 
  10. 10. En una de sus cartas, Wagner escribía: “Por desgracia, he vivido largo tiempo en tierras extrañas, y muchas veces considero que en mi fabulosa nostalgia por un hogar soy como el holandés errante y su tripulación, que están constantemente zarandeados por las olas… Confío en que el destino del holandés errante no sea el mío”.